El post del día de hoy no se trata acerca de ser mamá, si no un poco de lo que fue nuestra historia de emprendimiento.   ¡Espero que inspire a todas esas mamás o mujeres que tienen un sueño de emprender, para que se animen y lo hagan! Ahora es cuando, y no hay ningún sueño demasiado difícil de alcanzar ni imposible.

¡Voy a contarte la historia de cómo Miniatura abrió sus puertas!

En el 2013, quedé embarazada de mi primer hijo, Mateo.  Enseguida vi una necesidad que nadie había cubierto en el mercado. Todo lo que me gustaba para mi bebé lo pedía online porque sentía que en Panamá no había tanta oferta y quería cosas muy específicas siempre.  Siempre me ha gustado investigar muchísimo acerca de lo que compro, y buscar el producto que siento que es el mejor para lo que busco.

Un buen día, decidí hacer una compra online de ropa para vender desde mi casa a lo loco, y así fue como todo empezó.  ¡La ropita era divertida y diferente y al mercado le encantó! En una conversación telefónica con Ana Maria ella me dijo que ella quería hacerlo conmigo así que que dividimos la compra de esa ropita.

Luego, en un viaje a Bogotá con Caro (mi con-cuñada y ahora socias), soñamos juntas con la idea de abrir una tienda con “todo lo que necesitas para tu bebé” en un solo lugar.

Al llegar a Panamá rápidamente vimos la demanda de muchos otros productos y decidimos abrir nuestra primera tienda física ya que en mi casa ya no cabía.  ¡Éramos o mi familia o la mercancía!  Caro dejó su trabajo para dedicarse a la tienda conmigo.  ¡Como quien dice, nos tiramos al agua las dos! Sin trabajo y empezando una tienda nueva para ver cómo nos iba y yo con un bebé recién nacido.

Este es un sueño hecho realidad para nosotras.  Realmente amamos lo que hacemos; ¡amamos todo lo que tiene que ver con bebés y niños! No hay nada que más nos apasione que buscar y encontrar nuevos productos para ofrecerles a nuestros clientes.  ¡Cada vez que llega mercancía se siente como Navidad!

Ahora, acabamos, hace aproximadamente 2 semanas de abrir nuestra segunda ubicación en Costa del Este.  Es un nuevo reto.  Estamos emocionadas y a la vez nerviosas.  Pero como siempre se dice: ¡Los retos siempre son buenos, siempre!

 

Para nosotras, la mayor satisfacción y lo que hace a Miniatura realmente grande, es tu
confianza y cariño depositados en todo lo que hacemos.

Seguiremos trabajando muy duro, para no defraudarte, y para ofrecerte unos productos, que estamos seguros te harán desear volver a ser un niño.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *