1. Utilizar un humidificador – Estudios recientes han demostrado que mantener una humedad interna del 40-60% puede reducir la supervivencia de los virus en el ambiente.  Los humidificadores también provocan alivios inmediatos hidratando las vías respiratorias, descongestionando, aliviando malestar de garganta y por ende hacen la respiración más fácil. Son aún más útiles durante la noche cuando la gravedad (por la posición en la que dormimos) no permite manejar bien la mucosa. El mismo ayuda a hidratar haciendo la respiración más fácil.  También se les puede colocar esencia de eucalipto para ambientar el cuarto, lo cual igualmente ayuda a la descongestión.
2. Reducir el consumo de azúcar y lácteos – el azúcar debilita el sistema inmunológico y los lácteos producen flema.  Es muy común decir “ay pobrecito esta enfermo/a vamos a comprarle un helado”.  Hay que tomar en cuenta que esto es contraproducente y no les estamos ayudando.  Muchas veces el exceso de azúcar también puede llevarlos a enfermarse ya que inflama y debilita el cuerpo, haciéndolo muy susceptible a cualquier virus en el ambiente.
3. Eucalipto – Baños de Vapor y Ungüentos de Vapor (eucalipto) Naturales – Lo natural es siempre lo mejor, especialmente para nuestros pequeños/as. Babyganics tiene un “vicks” natural y un baño de vapor que ayudan a desinflamar y son un alivio natural para la congestión, dolor de cuerpo y malestar general.  También un divertido baño con espumas en medio de un virus relaja a tu hijo/a lo cual es la mejor medicina para la pronta mejoría!  Les garantiza una noche más placentera al igual que el scrub de eucalipto, los ayuda a dormir mejor durante la noche.
4. Lavarse las manos – no se puede enfatizar más, es la herramienta más importante y lo que menos hacemos, lávale las manos a ellos, lavémonos las manos nosotras, las muchachas de la casa, nuestros esposos, y todo el que este en contacto con ellos!
Conoce nuestros artículo de Salud y Seguridad

Share

You Might Also Like