Me acuerdo que cuando estaba embarazada de mi primer hijo eso fue el SHOCK más grande de mi vida.  Te voy a contar mi historia.

Un día salí a cenar con mi esposo a las 7 de la noche un viernes, y otra pareja de amigos.  A lo largo de la cena no PARABA de bostezar.  Yo decía que raro, como así que yo tengo sueño, es tempranísimo (yo soy/era super nocturna).  Por lo que le digo, saliendo de la cena: “me voy a hacer una prueba de embarazo.”  Vamos a la farmacia y me compro una prueba.  Apenas llego a mi casa me encierro en el baño y salió POSITIVA.  Casi pálido.  Asomando casi que el ojo por la puerta le pido a mi esposo que me compre todas las pruebas que había en la farmacia.  Lo que yo no sabía cómo mamá primeriza es que casi nunca salen falsos positivos.  En mi mente esa prueba estaba 100% dañada.

Acto seguido, hago TODAS las pruebas que me compró.  No se cuantas botellas de agua me tuve que tomar.  Por supuesto que CADA una de ellas salió positiva.  Yo estaba TAN pero TAN brava, que yo creo que yo dormí en el baño esa noche.  Brava con mi esposo, brava conmigo misma, brava con el universo.  O por lo menos así me sentía.  En retrospectiva ahora me doy cuenta que yo no estaba brava, si no ASUSTADISIMA.

El día siguiente fue un sábado, me fui de la casa a las 7am apenas abría el laboratorio a hacerme una prueba de sangre.  Porque POR SUPUESTO que yo TODAVIA pensaba que las pruebas estaban todas dañadas.  Tal era mi ansiedad que yo esperé en una silla, los 45 minutos que toma que te den el resultado.  Como obviamente se pueden imaginar fue POSITIVA.  Creo que no le hablé a mi esposo hasta el lunes o miércoles.  El lunes a primera hora llamo al ginecólogo para pedir una cita.  Me la dieron para el miércoles.  Quizás mis únicas palabras a mi esposo desde el sábado hasta el miércoles fueron: hay cita en el doctor el miércoles a las 11 am.  En este momento yo obviamente le echaba la culpa a mi esposo de TODO. ¡Es decir, estar embarazada!

Llegamos al doctor, y bueno, ¡el ultrasonido se tuvo que hacer por el abdomen porque ya el bebé estaba demasiado grande! Para mi sorpresa tenia casi 14 semanas de embarazo.  ¡En mi primera cita escuché el latido, y regresé menos de 1 semana después a que me dijeran el sexo! Fue super abrumador.  Demasiado para una primera cita de embarazo.

Creo que ser mamá por primera vez siempre es un shock.  En distintas maneras para cada persona.  Hay veces que lo buscamos y anhelamos y planeamos por años, hay veces que nos sorprende, pero siempre siempre es un sentimiento muy indescriptible no importa cuál sea tu experiencia.  El sentimiento de tener a un ser en tu vientre y después en tus brazos, es algo que me vuela la mente.  Todos reaccionamos de distintas maneras.  Obviamente mi reacción no FUE la mejor.  Pero creo que es parte del proceso.  Quizás por eso nos dan 9 meses.  Para estar seguras y poder prepararnos bien.  Para pensar, conocerte, entender, comunicarte con lo que tienes adentro.

Al final del día, sobreviví.  Este fue mi proceso.  Mi proceso no fue perfecto.  Lleno de llantos, lleno de dudas, pero mío.  Me sentía como una niña que la estaban obligando a “adultear.” Y me tocó pues, adultear y a lo bravo.  Nada ni nadie nos puede preparar para la aventura de ser mamá.  Vive tu proceso, tus cambios de la manera que tu quieras.  La experiencia es tuya y tuya únicamente.  Y por más difícil que haya sido mi experiencia, amo como pasó.  Amo que haya llegado mi Matt de sorpresa a nuestras vidas.

Share

You Might Also Like

2 Comments

  1. July Goodin says:

    Hola!
    Tengo 8 semanas, y aún estoy en shock! Queremos un bebe pero no sabiamos que vendria pronto, estoy asustada, no se como hare?
    Me asusta el parto normal!! No quiero sentir esos dolores espantoso de los que hablan! Y sobre la cesarea me da miedo la epidural y la recuperación!
    Qué debo hacer? Soy super flaquitita y mi esposo es super grande, y el bebe puede salir grandeeeee!!!
    Entonces me da miedo!!!

    1. Marta Sosa says:

      Hola! Es demasiado natural y estar asustado/a (tanto para la mamá como para el papá)!
      Pero no te preocupes que es un proceso natural y te PROMETO que te irá super.
      Creo que es mejor mientras menos lo pensamos, más lo disfrutamos.
      Mi segundo bebé fue ENORME y aquí estoy, contenta con mi hijo grandulon ejejeje.
      Te ira de maravilla! Cuentame como te va en la trayectoria de tu embarazo que me encantaría saber.
      Un abrazo,
      Marta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *