El segundo que estamos embarazadas, los consejos gratis empiezan a entrar por la puerta.  No es que no los queramos, pero es un poquito abrumador.  Creo que aún más en países como Panamá en donde la sociedad es tan pequeña.  ¡Muchas veces hasta recibimos consejos de personas que no han tenido bebés aún!

Sin embargo, ojalá existiera un filtro para esos consejos. Hay tantas cosas que NADIE NADIE nos dice antes de que carguemos a nuestro bebé en brazos por primera vez. ¿Por qué?  Hay TANTA información disponible en el mundo en el cual vivimos hoy en día, pero siento que hay información VITAL, que jamás recibí.

Este post es un pequeño intento de darle a las mamás primerizas consejos que siento yo, que a mi me hubiese gustado que me dijeran. Lastimosamente cuando yo quedé embarazada de mi primer hijo (y del segundo también), mis amigas más cercanas aún no tenían hijos. Tenía una prima, y pocas amigas con quienes relacionar, pero estas relaciones valieron oro en esos momentos.

  1. Dar pecho es DIFICIL. (Mi experiencia con el pecho es material para otro día.) Entiendo que para varias personas es algo bastante natural y fácil.  Pero también sé, después de haber hablado con otras amigas que también existimos, para las que dar pecho fue una PESADILLA.  Simplemente una experiencia que realmente nunca llegué a disfrutar, por muchas razones.  Pero, NO PASA NADA.  No te debes sentir como mala madre porque no disfrutes hacerlo.  Y si lo estas haciendo y realmente te cuesta, “kuddos”, eres mi mami.  Es duro, para algunas es una zona de guerra.  Me quito el sombrero ante las que lo logran naturalmente.
  2. El primer mes es DURO. No hablo solo del pecho aquí. Es todo.  Este mes de poco salir, “intentar” regresar a tu cuerpo, vivir como un zombie, estar en pijama a las 2pm, no sabes cuando es mañana y cuando es noche.  Es un mes en el que sentí mis hormonas por todos lados.  Fue el mes en el que quisiera que mis amigas me visitaran siempre para desahogarme.  Que mi mamá me visitara siempre para poder conversar.  Un mes en el que sentí el apoyo de las personas que quiero, más crucial que nunca, pero un mes en el que no tienes las fuerzas para pedir ayuda, quieres que las cosas lleguen de los demás porque las hormonas están por todos lados.
  3. No crees el ambiente perfecto para dormir para tu peque.  Ya vienen acostumbrados de miles de bullas desde la barriga.  No lo malacostumbres afuera de la barriga. Esto es de esas cosas donde luego dices, GRACIAS, cuando tienes una cena a las 9pm, no hay nana, y tu bebé duerme como un “bebé” en el coche en el restaurante.
  4. Seguirás recibiendo consejos gratis a cada rato.  Aprende a discernir.  Es importante no prestarle atención a todo lo que te dicen.  No compararte ni a ti ni a tu bebé con los de los demás.  Puede ser abrumador, y al final del día, nosotras las mujeres estamos hechas para ser mamás.  Estos instintos están en nuestra DNA. Aprovechémoslos.
  5. Que NUNCA te de pena, pedir que se laven las manos antes de cargar a tu bebe o preguntar si están enfermos.  Aquí podría escribir por días y días de lo que me pasó.  Pero, en resumidas cuentas. Es TU bebé, haz lo que quieras, y pedir manos limpias no es un crimen.
  6. Depresión post parta.  Esto va ligado con el hecho de que el primer mes es DIFÍCIL. ¿Porque nadie dice que esto pasa? ¿Porque sigue siendo tabú?  Sabemos que afecta a un % altísimo de la población.  Si eres mamá, llama a esa amiga que acaba de parir, ella te lo agradecerá.  Ella NO está muy ocupada con el bebé para hablar contigo, ella necesita sentirse como un ser humano. CRÉEME.
  7. Las mujeres necesitamos darnos mantenimiento.  Una mama sana y feliz es un bebe sano y feliz.  No sientas mom guilt por sentirte bien.  Las cosas que te hacen sentir bien no son las que te deben hacer sentir mal.  ¿Hace sentido? ¡Darte un masaje de una hora y dormirte a las 11 am después de que alojaste a una criatura en tu vientre por 9 meses (10 en verdad) es permitido!  Sentirse bien ES permitido.  Y esto se lo reflejamos directo a nuestros bebés.  Por eso siempre dicen que el segundo llora menos, el segundo se porta mejor.  Porque ya tenemos más experiencia, estamos más relajadas, y no vivimos estresando al chiquillo.  Y esto es lo que pasa muchas veces con nuestro primer bebé.  OJO, no estoy diciendo que SIEMPRE pasa, pero si le reflejamos nuestros sentimientos a nuestros hijos, aunque no sea a propósito.
  8. Los boobs SIGUEN creciendo.  Si piensas que tus boobs están grandes cuando estas embarazada, es porque nadie te dijo que el segundo que parieras, se iban a duplicar en tamaño.

En conclusión, siempre habrá consejos gratuitos🤣.  Almacena los buenos y desecha los malos.  Si eres primeriza pídele consejos a tus amigas.  Pídeles que estén cerca.  Pídeles apoyo.  Ser vulnerables es lo que nos hace ser fuertes. Y siempre recuerda esto, lo que estas pasando, a alguien más le paso. Lo que te está pasando no es raro, no eres la única, y lo más importante, es que pronto pasará.

Share

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *