Como yo he aprendido (y sigo aprendiendo) a lidiar con este tema y lograr que mis hijos compartan.  Aprendiendo a través de ellos, y entendiendo que su comportamiento a veces es más racional que el de nosotros, aunque no lo parezca.

Este es un concepto que para los adultos es algo tan blanco y negro, pero para los pequeños una cuestión de vida o muerte. 

Nuevamente traigo a contexto a mi pequeñín.  El niño que gana todas las batallas. El que quiere el paquete de M&M’s entero para él solo.  El que quiere TODOS los juguetes de los demás para él.  El que me hace pasar penas en público con sus berrinches.  🤣 No sé si el ser segundo hijo te hace que nazcas luchando por todo siempre.  Mínimo pareciera que nació en la guerra civil.  Tiene una necesidad de proclamar que todo es de él con un fervor increíble.  ¡Esperemos que esta perseverancia traiga frutos cuando sea mayor!

Matt y nico con sus mascaras

Volviendo al tema, en los primeros años de vida la forma de jugar es bastante paralela.  Copian una actividad o 2 niños hacen lo mismo sin necesariamente estar interactuando el uno con el otro.  Les gusta estar cerca de los demás, pero no demasiado (especialmente cuando no es alguien de su suma confianza como sus papas o hermanos).  Los niños siempre buscan estabilidad y seguridad a todo momento.

Muchas veces dejar que ellos resuelvan sus problemas al intentar compartir algo no resuelve mucho.  No tienen la habilidad social ni verbal para resolver un conflicto aún.  Ellos necesitan que los ayudemos.  También la mayoría de las veces que ellos quieren que TODA la banquita del parque sea para ellos.  O cuando ellos NECESITAN la pala verde del otro niño, estos comportamientos significan otra cosa.

Nunca se me va a olvidar cuando mi chiquitín se tiró al piso de la cocina después de cenar y me dijo que él no quería que la luna estuviese afuera, si no el sol. ¿Y qué hago yo? Ese si está un poco difícil de solucionar.  Pero es que muchas veces no se trata de eso si no de lo que hay detrás.  Ese día una de sus pilares (el sueño) estaba desbalanceado y cuando ellos están así no reciben ni transmiten.

Para mi sus pilares y las cosas que siempre deben de estar en orden ya que dictan su comportamiento son: un ambiente seguro, descanso, comer bien, estar al aire libre, un lugar seguro donde jugar y acceso a personas que están preocupadas por su bienestar.  ¡Tener estas cosas en orden hará que el compartir sea más fácil!

Por ejemplo, cuando un niño en el área social toma la bicicleta de mi mostrito menor, y él se da cuenta o tira a matarlo o no le importa.  Depende de su estado de ánimo en ese momento.  Si va con todo puede ser que está cansado, con hambre, y hay que aprender a leer estas señales para poder ayudarlos.  También, aunque difícil es importante enseñarles que la agresión no es una manera aceptable de lidiar con los problemas.

Si ya estás en la zona de guerra, aquí van unos tips que me funcionan a mí para lidiar con la situación cuando hay fighting.

Matt en la playa
  • yo me convierto en la persona que tiene el juguete
  • Identifico el problema
  • Ayudarlo a que él pueda comunicarme con sus palabras cual es el problema
  • Luego, involucrarlos en encontrar una solución
  • Usar palabras positivas para siempre reforzar el comportamiento correcto que quieres ver

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *