Yo en verdad no tenía IDEA lo importante que era aprender a saltar en los niños.  Un día puse una historia en Instagram y una de mis mejores amigas, que es terapeuta ocupacional me manda un mensaje.  Me dice “que salto más lindo el de Matt”.  Yo disque “jajajajajaja gracias.”  Y me dice, “Hey en serio, en un salto se ve mucho! Le veo la fuerza, la coordinación, el trabajo de core, la alineación, etc… y ese salto esta perfecto!”

Siempre supe que era importante saltar, pero no sabía porque y no le prestaba atención.  A raíz de esto me he puesto a ver muchos juegos y juguetes que involucran el salto y también me he puesto a leer artículos y escuchar podcasts para conocer del tema.  Sin entrar en aspectos demasiado técnicos te voy a decir un par de beneficios que tiene saltar en nuestro día a día.  Todos estos beneficios me los dijo mi amiga Carolina Ferrer quien es terapeuta ocupacional en un voice note y de manera bien casual.  ¡Fueron las primeras cosas que se le vinieron a la mente, ya que saltar provee estos beneficios y mil más!

¿Qué Beneficios Recibimos de Saltar? Aquí va una pequeña lista:

  1. Ayuda a mejorar el balance
  2. Ayuda a desarrollar coordinación
  3. Trabajas la fuerza que viene del abdomen (Core)
  4. Te mantiene Activo Físicamente
  5. Esto está ligado con que luego puedan sentarse por más tiempo
  6. Que puedan atender y entender mejor prestando más atención
  7. Te da información vestibular (movimiento) y propioceptiva (conocimiento del cuerpo) fuerte que hay muchos niños que necesitan extra de.
  8. Ayuda a ir al baño (Muchos se inspiran para hacer #2 saltando en el trampolín).

Algo que combina la actividad física con el salto son los trampolines.  Hoy en día es muy difícil a veces encontrar el espacio para que nuestros pequeños puedan tener bastante rango de movimiento por los espacios reducidos en los que vivimos y falta de parques o actividades al aire libre.  Entonces, hay que encontrar soluciones y una buena opción es un trampolín pequeño.  Puedes tener un trampolín en casa sin necesitar mucho espacio para utilizarlo y tampoco ocupan mucho espacio para guardarlos. Los puedes usar antes de que los peques se vayan a la escuelita para que lleguen activados, antes de comer para los que comer les da pereza o antes de llevarlos a misa o algín restaurante donde tienen que estar sentados muchos tiempo!

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *